Feeds:
Entradas
Comentarios

Terrorismo Sanitario

No me gusta copiar entradas de otros blogs, pero ésta de Maikelnai se lo ha ganado por lo original del cartel y lo antiguo de la noticia. “Por cada persona que muere en un ataque terrorista en el mundo, 58 personas mueren en el mundo por falta de asistencia sanitaria. Invade un hospital.”

Y mientras tanto, Obama corrige/retoca/abandona-de-forma-no-oficial su reforma sanitaria. ¿Por qué será que las buenas ideas siempre acaban sepultadas por un tiro, un voto interesado o una mentira?

Anuncios

Cuando acaba el amor y guardamos los restos debajo de la cama nos olvidamos poco a poco de la plenitud de una relación, del calor humano, de la confianza y la complicidad, de tus ojos y los suyos y la chispa que los unió en su momento. Cuando se recupera el amor y vuelve más fuerte que nunca olvidamos las palabras en blanco, el corazón vacío hasta de rabia, el cuándo el dónde y el cómo ser el de antes, la maldita nada que asfixiaba horas ausentes de sentimiento, de razón y de vida.

Siempre que hablamos contigo ahí seguimos los tres, por eso no estás sólo. Quizás no frente a frente, quizás hombro con hombro.

Queda que poco queda
de nuestro amor apenas queda nada
apenas ni palabras
Quedan…
Queda solo es silencio que hace
estallar la noche fría y larga
la noche que no acaba
Solo eso queda…

Solo quedan las ganas de llorar
a ver que nuestro amor se aleja
Frente a frente bajamos la mirada
pues ya no queda nada de que hablar
nada…

Solo quedan las ganas de llorar
a ver que nuestro amor se aleja
Frente a frente bajamos la mirada
pues ya no queda nada de que hablar
nada…

Queda poca ternura que y alguna vez haciendo
una locura un beso y a la fuerza
Queda…

Queda un gesto amable para no hacer la vida
insoportable y así ahogar las penas
Solo eso queda…

Solo quedan las ganas de llorar
a ver que nuestro amor se aleja
Frente a frente bajamos la mirada
pues ya no queda nada de que hablar
nada…

Solo quedan las ganas de llorar
a ver que nuestro amor se aleja
Frente a frente bajamos la mirada
pues ya no queda nada de que hablar
nada…

Estas navidades dejaron un reguero desolador de diversión, empezando por la explosión de los juegos de mesa y acabando con la avalancha de los libros sobre zombies (entre ellos una recopilación de relatos, Orgullo Prejuicio y Zombies y Los Caminantes). A éste último le llegaba siguiendo el rastro desde hace tiempo después de disfrutar sus primeras 40 páginas en la web del autor. En ellas se apreciaba una prosa un poco inexperta, abundante en el entusiasmo y en los tópicos, pero con ese planteamiento cercano que tan buenos resultados da en el género a día de hoy. Y es que un relato en el que los zombies arrasan con instalaciones gubernamentales americanas no acojona lo mismo que uno en el que pasean a sus anchas por Vigo (segunda parte ya a la venta 😉 ) intentando devorar abogados y gatos inocentes o en el que siembran el pánico en un portal de Las Ramblas. En Los Caminantes su autor aprovecha ese sentimiento familiar para provocar inquietud y desasosiego. Los personajes son un acierto, vecinos comunes de barriada española: una chica y un chico jóvenes, un médico forense, un par de ex-presidiarios y (el único extraño) un rambo nacional. Sin embargo no serán ellos los que llamen la atención sino la figura omnipresente del Padre Isidro, un cura trastocado que cree que el día del Juicio ha llegado y se encargará de facilitarles las cosas a los zombis.

El resto de elementos clásicos están ahí: el confinamniento en un recinto, las salidas a por suministros, las bajas abundantes entre los supervivientes, las alcantarillas (:P), la noche aciaga final y la explicación a la epidemia. El ritmo sube y baja a lo largo de todas las escenas, pero mantiene la suficiente intriga como para que os lo leáis del tirón en una o dos noches y la explicación es lo suficientemente original como para distinguir al libro del resto del género. El final sin duda es lo mejor y no deja lugar a dudas, huyendo de la costumbre en estos últimos años de hacer triologías al estilo “Triología del Pan de Brona. Volumen 1: Levadura. Volumen 2: Sal. Volumen 3: Harina y huevo.”, que lastran el valor de la obra original alargándola sin sentido.

Así que resumiendo, tenemos entre manos un libro muy recomendable para los aficionados al género, pero no tanto para principiantes, que deberían empezar en el mundo de los mordiscos con Apocalipsis Zombie o Guerra Mundial Z.

NOTA: 6/10.

Catch ‘em all (II)

Damas y caballeros, tras varios meses, (debido a que soy vaga, básicamente) aquí les presento otra serie de animales raros, extraños, con habilidades alienígenas o simplemente, difíciles de encontrar.

cangrejo_gigante

Cariño, ¿por qué has tirado la nécora a la basura? Pues no, aunque a muchos les gustaría, el bicho de la foto no es una nécora, sino que se trata de uno de los muchos tipos de cangrejos gigantes, en concreto, el cangrejo del cocotero. Es el artrópodo más pesado más pesado que se conoce. Si os interesan los cangrejos gigantes, podéis descubrir más sobre ellos y ver algunas fotos de cangrejos araña aquí.

axolotl

Este bicho, tan mono y a la vez tan inquietante, se llama axolotl o ajolote. Aunque parezca un ser salido de una película de Miyazaki, proviene en realidad de México, donde se comen en forma de caldo para aumentar las defensas. Si no quieres un plato toma siete, decimos por aquí…

dugong

Aunque parezca pequeñito y compacto, el tamaño medio del dugongo es de 3 metros de largo y 200 kg. de peso. Está en peligro de extinción, ya que ha sido cazado durante siglos debido al gran valor de su carne y su aceite. A los frikis probablemente les recuerde el Pokémon que se creó a partir del dugongo, Dewgong, aunque en realidad tenían poco que ver el uno con el otro.

glass-frog

La rana de cristal no es literalmente de cristal, aunque seguro que una podría quedar bien en el salón, junto  a la porcelana de la abuela. En realidad, la piel translúcida de este anfibio deja al descubierto sus órganos internos, que afortunadamente no son tan feos como los de los humanos.

horned-lizard

Este lagarto, aunque tiene pinta de pinchar, en realidad no lo hace. Si un depredador le ataca, es capaz de hinchar las venas de sus ojos para luego defenderse lanzando un chorro de sangre desde el rabillo.

leafy-sea-dragon1

Esta alga… Ah, que no es un alga. Es un caballito de mar que ha aprendido a camuflarse de esta manera tan original, eficaz y, sobre todo, decorativa.

olms_eslovenia

Aquí tenemos al olm, una especie rarísima de anfibio acuático que vive en Italia, Eslovenia, Croacia y Bosnia. Aunque da un poco de miedo por parecer una serpiente y tener una piel que parece humana, es inofensivo y además, ciego. Puede vivir hasta cien años y pasar diez sin comer.  Personalmente, he de decir que en foto no son tan desagradables como en persona, ya que durante la visita a unas cuevas eslovenas pude verlos en vivo y en directo. De todas formas, son unos animales bastante aburridos… si os queréis entretener, mejor compraos un perro.

(A modo de curiosidad añadiré que nuestro amigo Von Doom ha bautizado a los olms como seres Ostentosamente Largos, Malparidos y Subnormales).

sea-cucumber

Esta cosa con pinta de extraterrestre se llama en inglés sea cucumber (pepino de mar) y en español se los conoce por holoturoideos o por el pintoresco nombre de carajos de mar. Y por gracioso que parezca, os aseguro que es un bichejo con el que no querríais meteros: su piel es capaz de absorber el agua de tal manera que se convierten en una masa blanda casi líquida que les permite escurrirse por cualquier parte para volver a solidificarse más tarde. Pero por si esto fuera poco, son capaces de darse la vuelta de dentro a fuera, dejando sus vísceras libres, de manera que sus enemigos se distraigan comiendo las mismas, impregnadas de jugos gástricos tóxicos. Después, como si nada, se limitan a regenerarse.

Si es que la ciencia ficción no ha inventado nada.

Ken Lee

Después de estar el otro día en un concurso de karaoke (no cantando yo misma, que nadie se emocione), me sorprendió el desconocimiento generalizado de una increíble canción llamada Ken Lee, que fue todo un hito en Bulgaria y en Youtube en el año 2008. Está subtitulada en inglés, pero para el que no entienda, aclararé que no hacen falta grandes conocimientos lingüísticos.

Valentina Hasan, que se presentaba al Operación Triunfo búlgaro, tuvo muchísimo más éxito que sus compañeros elegidos, al menos fuera de Bulgaria. Una discográfica decidió explotar la mina de oro en la que se había convertido la canción Ken Lee y decidió ofrecerle un contrato, así que la segunda aparición de la señora en cuestión fue la siguiente, donde por desgracia lo único que había mejorado era su inglés:

Ken Leeee!!!

Para todos los que hayan quedado un poco hastiados del “cansinismo” de Carlos Baute y Marta Sánchez, nada mejor que la parodia del ex Cruz y Raya José Mota con la colaboración de Edurne.

Let it be deceived

Mundus vult decipi, ergo decipiatur

“El mundo quiere ser engañado, así que dejemos que se engañe”. Petronio.

PD: O démosle una ostia para que espabile.