Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Sutilezas’ Category

Cien mentiras ya llevamos y negando la mayor,

la mentira que dio vida desquiciada a este blog.

¿Cómo vas a ser mentira, cómo puedes ser verdad?

Si la lógica no miente, deberías defraudar.

Con caderas tan sinceras no me puedo equivocar,

en tus labios me encadeno a perpetua intimidad.

Compañera de momentos, de pasados y ahoras,

¡Si te cuento cuánto tengo atrapado en las neuronas!

Tantos mitos y leyendas de tus días y tus noches,

cien sonrisas entregadas en sinceras confesiones.

Imagina la deriva a la que nuestro blog entrego

Si no quedan más mentiras que negarte que te quiero.

Anuncios

Read Full Post »

1’26 microsegundos

Todo lo que realmente nos pertenece es el tiempo; incluso el que no tiene nada más, lo posee.

Baltasar Gracían (1601 – 1658) Escritor español.

Me entero hoy de que el terremoto de Chile, de magnitud 8,8 podría haber desplazado el eje de la Tierra unos 8 cm, reduciendo la duración del día en 1’26 microsegundos. Sólo es el resultado de un modelo informático, no ha sido contrastado con datos reales, pero aún así es un dato preocupante.

En 1’26 microsegundos pestañea el hombre más rápido del mundo y deja pasar a la mujer más rápida del mundo ante sus ojos sin verla.

En 1’26 microsegundos conectas con un amigo telepáticamente para reíros de ese chiste privado que inventasteis hace años.

En 1’26 microsegundos tomas una pequeña decisión (una grande lleva por lo menos 2) y giras en la bocacalle correcta.

En 1’26 microsegundos te golpean 7 gotas de agua diferentes, frías como imágenes ajadas que ya no saben formar tormentas perfectas.

En 1’26 miradas recuerdas las uñas de los ojos de las gatas y dedicas 1’26 microsegundos a que un escalofrío te recorra todo el cuerpo.

En 1’26 microsegundos invento una palabra que te haga justicia y luego pienso que todavía no la he encontrado.

En 365 días contigo gano el tiempo necesario para seguir mirando a los balcones que nos gusten y a las farolas que nos alumbren las noches. Y cuando el Seixo se haga negro por falta de sol quedarán los paseos latentes y los sístoles de adrenalina a la brisa del mar.

1’26 microsegundos es la eternidad que se nos niega cada día.

PD: Gracias por dejarme invertir tan bien el tiempo.

Read Full Post »

Crisis

No te acerques más,

mata de frío a las sábanas calientes,

cierra la puerta que olvidé entornada,

degüella la ilusión, que no nos sobra.

No te acerques más,

aburre a los pingüinos con tu charla,

acata la virtud del sacrificio,

exprímele a la hora los minutos, que no nos sobran.

No te acerques más,

desmiente los rumores de buen tiempo,

esquiva a los gatos y a sus sombras,

flagélate si vives el presente, que no nos sobra.

No te acerques más,

olvídate de improvisar por la mañana,

de jugar a los dientes con las gatas,

agárrate a los planes y no a la piel, que no nos sobra.

No te acerques más a mí,

pide a plazo fijo un plan de vida,

amortiza tu pasión con intereses…

Cancela la luz de nuestros ojos, que no nos sobra.

Nota: Léase al revés y cuesta abajo.

Read Full Post »

No obedecen al amo
los gatos
pero saben
que los dioses son ángeles
caídos.

No babean por huesos
los gatos
pero suelen
abrigarle el silencio
a las viudas
y estirarse en la alfombra
y bostezar
como si hubieran heredado
el sol
y dormir y dormir
arzobispales
y cazar una mosca
haciendo ochos.

Adoran los cojines
los gatos,
se ovillan en rincones
inauditos,
alacenas, rendijas,
claroscuros
ignotos donde cabe
un alfiler,
recelosos y altivos
sin carné,
baberos de bebés
sin cochecito,
cunitas para huérfanos
de todo.

Secretos micifuces
imprevistos,
qué goce contemplaros
a la hora de la siesta,
suspendiendo las mates
y aprendiendo
la impúdica lección
de la vida privada
de los gatos.

Publicado en la revista Interviú.

Read Full Post »

Escríbeme

Escríbeme noches en blanco,

las caricias que te he robado,

trázame un poco de inspiración,

la duda ante la falta de errores, un sí y un no.

 

Escríbeme versos de los que me gustan,

de largos paseos bajo la luna,

escríbeme todo aquello que me digas

porque las palabras se van con el viento y se olvidan.

 

Escríbeme un beso y un cuento para dormir,

que sea una gran aventura que vivir.

 

Abrázame el terror infinito

de una palabra que nadie ha pronunciado

pero yo he oído.

 

Escríbeme porque te lo mereces

sobre todo aquello que nunca has soñado

y te lo agradeceré con creces

perdida en tus mundos imaginarios.

 

Escríbeme el oleaje imparable de una rebelión,

arrancándote de raíz, lo que te salga del corazón,

añade lo que quieras saber de mí

y mézclalo todo en una carta que no tenga fin.

 

Escríbeme un compromiso de ternura

al dorso de una hipoteca sin aval,

háblame desde donde nace la dulzura,

escríbeme un ahora, un presente, un ya.

Read Full Post »

Espacios y tiempos

No quedó entre los dos espacio para el aire.

Se fundieron las barreras del tiempo,

las agujas se quedaron condenadas

a cadena perpetua en tus pupilas.

El presente empezó tan tarde como quisimos,

ausentes del ayer y del mañana,

cansados de distancias y pantallas

exiliamos el amor a dos labios bipolares.

Me enseñan los dedos que no existen

las equis en el mapa de tu cuerpo,

los rincones que toco son hallazgos

perdidos en la marea de los sueños.

Rodeado de ti no espero nada,

la prisa es un concepto tan lejano

como lo es el horizonte de tu risa.

Estoy muy lejos de mí cada noche que no estoy contigo.

Read Full Post »

Sal en el escozor

Mar de angustia, océano de comprensión,
playa de preguntas, cielo de amor.
Para heridas viejas, sal en el escozor.

Hace tiempo que tiendo a no olvidar.
Se remueve la arena, se agita el mar.
Se acerca la tormenta, los barcos se hundirán.

Decidme qué fue de las olas
que la orilla no vienen a visitar
y qué será de todos los regatos
que aún a la orilla van a dar.

Llegarán las gaviotas chillonas
cuando el sol deje de calentar.

Lloraré un océano de lágrimas saladas
hasta haberme fundido con el mar,
hasta que mi cuerpo se convierta en arena.
No me importa no regresar.
Me confundiré entre el cielo y el agua,
Te regalaré recuerdos tristes
abandonados como muertas algas.

Te daré interminables huellas de pisadas
que dejó la imaginación al pasar
con toneladas de remolinos de aire.
No se permiten rocas en mi mar.

En silencio observan conchas estriadas
con desconocidos colores de otro lugar.

Tumbaré mis caprichos en la arena blanca
Tenderé mis quejas en el aire a secar.

En arena transformaré todas las promesas
que mi corazón se haya atrevido a retener.
Y en arena mojada todos lo errores
que mente o cuerpo hayan podido cometer.

Read Full Post »

Older Posts »